Cirugía Párpados

Cirugía de párpados

Blefaroplastia (bolsas de ojos) La blefaroplastia es la intervención quirúrgica encaminada al rejuvenecimiento de la zona periocular. Conseguimos con ella un aspecto más juvenil, sin sensación de cansancio permanente y con una mirada más despierta.
La flacidez de la piel periocular y la contracción repetida del músculo orbicular de los párpados hacen que la región periocular sea una de las zonas que reflejan más tempranamente el paso del tiempo. La grasa orbitaria en ocasiones protuye de manera inestética (bolsas palpebrales) tanto en el párpado superior como en el inferior dando anuestra expresión un aspecto fatigado.

En la blefaroplastia superior extirpamos el exceso de piel y grasa del párpado superior mediante una incisión que se oculta en el pliegue del párpado. Si es necesario se remodela el músculo orbicular y se extirpan parcialmente las bolsas de grasa en caso de que estas sean grandes o protuyan. A través de la misma incisión por la que realizamos la blefaroplastia podemos tratar los músculos responsables de las arrugas del entrecejo, eliminándolas. La blefaroplastia inferior persigue alisar la piel del párpado inferior y eliminar las inestéticas bolsas de grasa bien extirpándolas parcialmente o bien recolocándolas en su lugar. Tanto la blefaroplastia superior como la inferior pueden realizarse de manera aislada o bien conjuntamente en un mismo tiempo quirúrgico. Ambas se practican en quirófano bajo anestesia local con sedación (el médico anestesista le administra fármacos para que no sienta dolor a la hora de aplicarse la anestesia local) aunque no es preciso permanecer ingresado en la clínica. Recibirá un informe médico con las recomendaciones que deberá seguir insistiendo en el reposo y frío local durante 24 horas. Los puntos de sutura serán retirados a los pocos días de la operación y se le darán los consejos necesarios para evitar la aparición de hematomas o hinchazón en la zona periocular.

 

 

Relacionados